Fondue

Las mejores recetas de fondue

Fondue de chocolate

Una fondue de chocolate convierte un postre en algo divertido que disfrutar en familia; una cena con tu pareja el día de San Valentín ,en un romántico final, y cualquier celebración en algo que recordar.

Pocas cosas son tan fáciles de preparar y tan divertidas de comer como una olla de fondue de chocolate con fruta fresca, malvaviscos, pretzels o galletas, o todas las ideas que nos propone Delicista.es

Fondue de chocolate

Es muy fácil de hacer incluso cuando no tengas un set de fondue con la olla especial. Y es perfecto para iniciarte en el mundo de las fondue, que es muy extenso y muy interesante.

Hay muchas opciones, se puede utilizar cualquier chocolate. Yo he empezado por el que más me gusta, con leche, pero también se pueden mezclar negro y con leche para rebajarlo un poco.

Tiempo de preparación: 5 minutos

Tiempo de cocción: 10 minutos

Tiempo total: 15 minutos

Ingredientes para 8 personas:

  • 350 gr de chocolate con leche troceado
  • 230 ml de nata líquida para montar
  • 1 pizca de sal

Instrucciones:

Lo vamos a hacer de dos formas, tanto para los que tengáis el recipiente de la fondue como para los que no.

Método 1: Con el recipiente especial para fondue.

Añadimos los trozos de chocolate al recipiente de la fondue y ajustamos el calor para que se cocine a fuego lento (más o menos al número 3).

Vertemos la nata y la sal. Inmediatamente después, empezamos a removerlo con una cuchara de silicona hasta que se haya derretido completamente.

Si es necesario, bajamos la temperatura para que el chocolate no se queme. Es preferible que tarde más en derretirse que se queme.

Una vez derretido, podemos seguir con el mínimo de calor o apagarlo y volverlo a encender otro poco cuando veamos que se está solidificando.

Servimos los tenedores para la fondue y la fruta fresca picada, las galletas, bizcochos, y todo lo que se nos ocurra.

Método 2: Sin recipiente especial para fondue.

En una cazuela pequeña, ponemos la nata a calentar al fuego a una temperatura media. Una vez que la nata empieza a hervir, lo retiramos del fuego y añadimos los trozos de chocolate, con cuidado de que no nos salpiquen. También añadimos la sal.

Vamos removiendo todo con una cuchara de silicona para que se derrita con el calor residual. Una vez que el chocolate esté fundido, lo vertemos al recipiente que vamos a utilizar para servir y empezamos a comer.

Si vemos que durante la comida el chocolate se ha solidificado, lo ponemos otra vez a fuego lento unos minutos y volvemos a servirlo.

Notas.

Se puede sustituir el chocolate con leche por negro o blanco.

Cualquier pieza de fruta o de bollería es perfecto para mojar en el chocolate, pero quizás no hayas pensado en que una tarta también puede utilizarse. Encuentra tu receta en la web tartadesantiago.eu.