Fondue de Gracia

Las mejores rectas de fondue

Fondue de Gracia

Coge una mezcla de quesos, gruyere, emmental, cheddar, gouda, etc. y añádelo a una olla. Añade vino y ajo y coloca la olla sobre una fuente de calor. Mientras que el queso se derrite, busca pan de varios días y unos pinchos o tenedores largos. Una vez que el queso comienza a burbujear, pincha el pan y mójalo en el queso. Deja que enfríe un poco, mételo en la boca y saboréalo. Repite el proceso hasta que se acabe el pan y el queso. ¡Felicidades! Así es cómo se hace una fondue auténtica y cómo lo hicieron sus creadores.

Fondue

La fondue de queso es un plato tradicional suizo que se originó en los Alpes. Contrariamente a la opinión popular fuera de Suiza, es un plato que crearon los humildes campesinos que no podían disponer de alimentos frescos durante el duro invierno.

Y puesto que es un plato tradicional, en Suiza nunca a pasado de moda, no como en la mayoría de los países, cuando en la década de los setenta en todas las bodas se regalaba un set de fondue.

Fondue

Una fondue original sólo tiene salsa de queso y pan. Nada más. Y es un plato principal, no un aperitivo o como parte de una comida.

Equipo necesario para una fondue de queso

Primero necesitas un recipiente adecuado. Lo tradicional es una vasija de barro baja y redonda, pero puedes sustituirlo por un recipiente especial para fondue con un quemador debajo. También necesitarás algo para mantener el queso caliente, lo ideal es un quemador de alcohol. Y finalmente son necesarios unos tenedores largos o pinchos en su lugar.

Los quesos

La salsa de queso se compone generalmente de 2 o más tipos de queso. Un buen Gruyère moderadamente envejecido (de al menos 8 meses) suele ser uno de ellos, ya que tiene un gran sabor.

Otro queso popular es Emmental (el de los agujeros grandes). Este queso hace la salsa muy fibrosa y algo pegajosa, que puede resultar un poco difícil de manejar.

El huesito ayuda a que todos los demás quesos se fundan y permanezcan unidos uniformemente.

Los otros componentes importantes de una salsa fondue son el vino blanco y el kirsch. Un Sauvignon Blanc es perfecto.

El pan

Cualquier tipo de pan con una corteza robusta y una miga contundente es bueno: una barra rústica, cualquier tipo de pan artesanal...

Ingredientes:

Estas cantidades servirán para 4 personas.

  • 1 diente de ajo
  • 2 cucharaditas de maicena
  • 50 ml de kirsch
  • 400 gramos de queso Gruyère, rallado
  • 400 gramos de queso Emmental, rallado
  • 1 quesito
  • 300 ml de un vino blanco ligeramente amargo
  • 1 barra de pan rustica

Procedimiento:

Pela y parte el ajo por la mitad, frota todo el interior del recipiente para la fondue con el diente de ajo. Este paso es opcional, pero agrega un extra de sabor a la salsa.

Disuelve la maicena en el kirsch.

Pon a calentar la olla de fondue a fuego medio. Añade el vino y los quesos. Mientras se calientan, ve removiéndolos con una cuchara hasta que los quesos se derritan.

Añade la mezcla de maicena y kirsch y sigue removiéndolo hasta que la salsa de queso esté suave y burbujeante, tardará unos 20 minutos.

Pon la salsa en un recipiente para fondue y configura la llama para que el calor caliente únicamente lo suficiente para que la salsa siga líquida. Si le aplicas más calor del necesario, el queso de la base se quemará.

Parte en trozos el pan y sumérgelo en la salsa de queso. Con cada inmersión se deben raspar los lados y el fondo del recipiente. Esto evitará que la salsa se pegue.

Poco a poco has de reducir la intensidad de la llama o apagarla por completo, a la vez que se acaba la salsa.

Y al final seguramente tendremos una corteza de queso quemada en el fondo de la salsa, que es lo más preciado del plato.

Y no te preocupes por el alcohol, la mayoría se evaporará, así que los niños también pueden comerlo.

Y ya está, una fondue de queso tradicional, la que se hace en Suiza.

Más Fondue de Gracia

Fondue de queso

Muy popular en las fiestas y eventos, el fondue se ha convertido en un plato muy chic que compartir con los amigos. La más extendida es la de queso, con una salsa de varios quesos, vino blanco y maicena entre otros ingredientes.

Lo mejor es utilizar quesos suizos, pero puedes hacer tus propias versiones más modernas con quesos internacionales. lo importante es que esté a tu gusto.

Leer completo

Historia de la fondue

De la palabra francesa "fondre", que significa derretir; la fondue ha recorrido un largo camino desde sus orígenes hasta convertirse en lo que es hoy, un plato no sólo apetecible, sino muy reconocido y popular en fiestas y eventos.

La primera versión, la fondue de queso, comenzó en Suiza en el siglo XVIII. Como otros muchos descubrimientos culinarios, fue el resultado de la necesidad práctica.

Leer completo